Niños y Niñas Afectados por Conflictos Armados

La Oficina de la Representante Especial del Secretario General de la ONU para la cuestión de los niños y los conflictos armados (RESG/NCA) reporta que alrededor de 250 millones de niños, niñas y adolescentes viven en países afectados por conflictos.  El informe de los últimos diez años revela que la ONU verificó que se produjeron más de 170.000 graves violaciones contra los NNA en medio de los conflictos. 

 Estos millones de NNA son privados de su niñez y de sus derechos humanos fundamentales.  A pesar de la protección que las leyes internacionales deberían concederles, los conflictos les ponen en situaciones de vulnerabilidad y riesgos extremos.  Con demasiada frecuencia, los NNA  son involucrados en las hostilidades del conflicto armado, ya sea directamente a través del reclutamiento de niños, niñas y adolescentes soldados o de manera indirecta, cuando los NNA tienen que desplazarse forzosamente, son detenidos, asesinados, mutilados, secuestrados, heridos o explotados.  Como consecuencia de la pobreza, discriminación o con el objetivo de vengar daños sufridos en el pasado, niños, niñas y adolescentes son alistados por las fuerzas estatales, los paramilitares o los insurgentes. 

 

Los Estados Partes adoptarán todas las medidas posibles para que los miembros de sus fuerzas armadas que no hayan cumplido los 18 años de edad no participen directamente en las hostilidades. Los Estados Partes velarán por que no se reclute obligatoriamente en sus fuerzas armadas a menores de 18 años.

Artículos 1 y 2 del Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación de niños en los conflictos armados

 

 Creemos y defendemos que los NNA afectados por los conflictos deben disfrutar de la plena protección y del cumplimiento de sus derechos humanos conforme a: la Convención sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas y sus Protocolos Facultativos (particularmente el Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación de niños en los conflictos armados (2002) y de acuerdo a los principios internacionales pertinentes. Los NNA deben tener acceso a todos los recursos necesarios para poder desarrollar sus potenciales como miembros plenos y responsables de nuestra sociedad, especialmente para convertirse en actores de cambio y de paz durante y tras el conflicto. 

Estos diversos instrumentos internacionales que delimitan los parámetros de reclutamiento: La edad mínima para el reclutamiento en las fuerzas armadas es 18 años y para la participación voluntaria es 16 años.  Además, el reclutamiento de NNA de menores de 15 años de edad en las fuerzas o grupos armados es considerado un crimen de guerra por el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional (CPI).  

 

 

 

Por décadas, la comunidad internacional ha expresado su preocupación por esta temática y se han propuesto avances para abordar este problema. No obstante, los NNA siguen siendo sometidos a las calamidades del conflicto armado.  Tras el incremento de conflictos nacionales y transfronterizos en muchas regiones del mundo, DNI reafirma su compromiso en la promoción del respecto a los parámetros establecidos por el derecho internacional humanitario para proteger a los NNA de los efectos devastadores de los conflictos armados. 

 Algunas herramientas de DNI incluyen: el Informe de Graça Machel de 1996, Las Repercusiones de los conflictos armados sobre los Niños; el Estudio de la ONU sobre la Violencia contra los niños de 2006; los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) aprobado en 2015; y, más recientemente, el Estudio Mundial de la ONU sobre los niños privados de libertad.    El Movimiento DNI, a través de todas sus secciones nacionales permanece áctivo en la protección de NNA: en la República Centroafricana apoyamos a sobrevivientes del abuso sexual, y trabajamos para desmovilizar y reintegrar a los NNA soldados, en las regiones de Bouca y Kanga-Bandoro, que fueron azotadas por los conflictos; en Colombia donde la tasa de reclutamiento de niños aumentan a pesar de los acuerdos de paz; en Yemen, donde el infierno se desató para los NNA desde el 2011 debido a la guerra civil (crisis política que continua en desarrollo); y en Palestina donde los NNA son detenidos, mutilados y asesinados brutalmente en medio del conflicto palestino-israelí. 

Además, DNI colabora con organizaciones no gubernamentales como Child Rights Connect, con quienes fundó el Grupo de Trabajo de Child Rights Connect sobre NNA y los conflictos armados, y fue electo, junto con War Child Holland, co-organizador en 2017 y en el cual es organizador desde el año 2020.  DNI también es un miembro adjunto de la red independiente Watchlist on Children Affected by Armed Conflict. 

En los últimos 20 años, trabajamos incansablemente a nivel nacional e internacional para defender los derechos de los NNA afectados por conflictos armados

Los programas de DNI incluyen: 

 La promoción de leyes y regulaciones que cumplan con los estándares del derecho internacional humanitario. 

Campañas de sensibilización y desarrollo de capacidades. 

La rehabilitación de los NNA involucrados en conflictos armados  y la reintegración en sus comunidades. 

La colaboración con proveedores de servicios sociales para los sobrevivientes (como educacn y salud), especialmente para los que sufrieron violencia de género en los  conflictos. 

La integración de la temática en programas dedicados a la justicia para los NNA, violencia contra los NNA y NNA en situación de migración. 

 Defensa de Niñas y Niños Internacional trabaja de manera cercana con la Representante Especial del Secretario General de la ONU sobre los Niños en los Conflictos armados (RESG/NCA), Sra. Virginia Gamba, con respecto al Estudio Mundial de la ONU sobre los NNA privados de la libertad y su capítulo sobre los NNA privados de libertad en situaciones de conflictos armados.  La Secretaría Internacional de DNI lanzó campañas de incidencia para apoyar el desarrollo del Estudio Mundial de la ONU (presentado en 2019) y, junto con otras organizaciones, promueve su implementación.   

 El Estudio mundial de la ONU expone que hay al menos 16 países del mundo en donde las autoridades detienen a los NNA en el contexto de conflictos armados, la mayoría de las veces por supuesta asociación con grupos armados.  Además, el Estudio reveló la existencia de muchos casos de niños, niñas y adolescentes que son mantenidos como rehenes, debido a la supuesta asociación de sus familiares, a su religión o etnicidad, para castigarlos, o para explotarlos sexualmente. 

Durante los conflictos armados y tras su cesación, miles de NNA son privados de su libertad en instalaciones para menores, cárceles y campamentos.  En particular, en conflictos que involucran a grupos armados no estatales, a quienes denominan terroristas. En estos casos, los gobiernos son más propensos a detener a los menores, en vez de reintegrarlos a sus comunidades u ofrecer alternativas de rehabilitación.  Mas información: Los niños y niñas privados de libertad y el sitio web del Estudio Mundial del ONU.