DCI Sierra Leone

Theresa Koroma, DNI-Sierra Leona, defiende la justicia

DCI Sierra Leone
© UNICEF Sierra Leone/2012/CharlyCoxCommunication
Aminata en su ciudad natal de Makeni

Theresa Koroma, de DNI-Sierra Leona, colabora diariamente con la policía y los funcionarios judiciales del país para mejorar el sistema de justicia juvenil. Ha afirmado que ella «intercede para que no se envíen a los niños a prisiones para adultos y negocia con la policía para que resuelvan los delitos de menor gravedad cometidos por menores a nivel comunitario en vez de en los tribunales». También visita a niños que se han identificado como vulnerables, que viven con el miedo constante a ser maltratados y necesitan asesoramiento y ayuda. Hay una historia que ayuda a entender el importante trabajo de Koroma.

Un día, una niña, Aminata (el nombre es ficticio), fue atraída a la casa de un hombre mayor con la promesa de recibir dinero para su educación. En la casa, el hombre la obligó a tener contacto sexual e intentó violarla. Pero Aminata gritó pidiendo ayuda y consiguió escapar.

Desde ese momento, la niña, traumatizada, buscó el apoyo de su abuela, que la envió directamente a Koroma. Y Koroma se puso en acción. Llevó a Aminata a un hospital local para que la examinaran y la acompañó a la comisaría para que prestara declaración. Evidentemente, su relación con Koroma ha tenido un efecto duradero, como ha señalado Aminata: «Cuando termine la escuela quiero ser abogada. A las mujeres nos han quitado nuestros derechos y yo quiero ponerle fin a eso».

Historias como esta no solo demuestran la necesidad de organizaciones como DNI y trabajadores como Theresa Koroma, sino también los cambios positivos que obtiene DNI en todo el mundo.