Privación de la libertad en el mundo: Australia

 
Los inmigrantes están encontrando que Australia no es la tierra del sol y tolerancia que pensaban. A partir del 20 de junio 2013, todos los inmigrantes y refugiados llegando por barco en Australia serán rechazados y enviados a Papua Nueva Guinea.
En Australia,  niños que inician el proceso para obtener el estado de inmigración son colocados en detención hasta nuevo aviso; en 2013, más de 1700 niños fueron detenidos durante el proceso. La Ley de Migración 1958 indica que no hay límite de tiempo para la detención, entonces muchas veces los niños permanecen tras las rejas por meses y a veces años, colocados con adultos de cualquier edad. Estos centros de detención están típicamente en áreas remotas, ofreciendo poca libertad y monitoreo. Aunque algunos permiten a los niños el acceso a la educación, muchos, incluyendo el centro de detención Leonara, no lo hacen. Los centros de detención en alta mar han sido calificados como muy perjudiciales para los niños, no cumpliendo con la mayoría de las normas internacionales y, sin duda, privando a los niños de su libertad. El abuso sexual no es raro tampoco. Los niños en estos centros de detención que se encuentran en una tierra sin esperanza no tienen voz, y es este llamamiento para un Estudio Global sobre la situación de todo niño privado de libertad, permitirá que sus historias sean escuchadas.