Los Estados Partes adoptarán todas las medidas posibles para que ningún miembro de sus fuerzas armadas menor de 18 anos participe directamente en hostilidades. Los Estados Partes velarán por que no se reclute obligatoriamente en sus fuerzas armadas a ningún menor de 18 años. Los Estados Partes elevarán la edad mínima, contada en años, para el reclutamiento voluntario de personas en sus fuerzas armadas nacionales […]

(art. 1, 2, 3 del Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Nino relativo a la participación de niños en los conflictos armados)

Los conflictos armados siguen afectando a un gran número de niños y representa amenazas graves para su supervivencia, desarrollo y oportunidades vitales.

En algunos países, niños de cualquier edad y sexo están reclutados (secuestrados o como voluntarios) por fuerzas gubernamentales, paramilitares o rebeldes. Una de las mayores causas es la pobreza, la discriminación o un deseo de venganza por los sufrimientos enfrentados por sus familias o ellos mismos. Los niños están utilizando como luchadores, cocineros, mensajeros, esclavos sexuales o pueden estar forzados a realizar tareas de alto riesgo o inapropiadas.

Las problemáticas relacionadas con el reclutamiento de estos niños están establecidas en varios instrumentos internacionales como en el  Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos de los Niños relativo a la participación de niños en los conflictos armados   (2002)  que estipula que la edad mínima para el reclutamiento en las fuerzas armadas es 18 años 16 años como edad mínima para la participación voluntaria. Además, el reclutamiento de niños de menos de 15 años en las fuerzas armadas está considerado como un crimen de guerra por la Corte Penal Internacional.

 

DNI tiene una larga historia con la defensa para la protección y los derechos de los niños implicados en conflictos armados o afectados por conflictos en general, conflictos internos, conflictos políticos, etc.).  Durante los pasados 20 años DNI ha defendido de manera activa la protección y los derechos de los niños en conflictos armados a los niveles regional e internacional. Algunas de las herramientas principales de DNI en el cumplimiento de esa labor incluyen el informe Graça Machel de 1996, el Estudio sobre la Violencia Contra los Niños en 2006, el trabajo de varios Representantes Especiales del Secretario General sobre Niños en Conflictos Armados, y más recientemente Metas de Desarrollo Sostenible en 2015. Las actividades de DNI han sido más visibles, por ejemplo, en Palestina, Columbia, República Centroafricana, Yemen, y en el trabajo en relación con el Grupo de Trabajo Child Rights Connect sobre Niños y Conflictos Armados. DNI es un miembro fundador de este Grupo de Trabajo y ha sido elegido co-organizador en 2017.

Niños en situaciones conflictivas deberían de poder tener total protección y cumplimiento de sus derechos humanos en cumplimiento de la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño y su Protocolo Facultativo (en particular el Protocolo Facultativo sobre niños en Conflictos Armados) y otros estándares internacionales relevantes. Estás herramientas están establecidas para asegurar que se les permite a los niños poder realizar su máximo potencial como miembros responsables de la sociedad y también como actores futuros del cambio y de la paz durante y después de conflictos en sus países respectivos.

DNI trabajó estrechamente con la antigua Representante Especial de Naciones Unidas del Secretario General (SRSG) sobre los Niños y los Conflictos Armados, Sra. Leila Zerrougui, en relación con el Estudio Global sobre Niños Privados de Libertad y su capítulo sobre los niños privados de libertad en situaciones de conflictos armados. Siguiendo el compromiso de la Sra. Virginia Gamba en la primavera de 2017, el Secretario Internacional de DNI siguió con esta colaboración.

Las secciones de DNI trabajan continuamente sobre la cuestión de los niños en conflictos armados y en situaciones posteriores a conflictos, cómo DNI-Columbia, DNI-Republica Centroafricana, DNI-Yemen, DNI-Somalia, DNI-Liberia y DNI-Sierra Leona.

Nuestro impacto en 2017

Las problemáticas relacionadas con el reclutamiento de estos niños están establecidas en varios instrumentos internacionales como en el  Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos de los Niños relativo a la participación de niños en los conflictos armados   (2002)  que estipula que la edad mínima para el reclutamiento en las fuerzas armadas es 18 años 16 años como edad mínima para la participación voluntaria. Además, el reclutamiento de niños de menos de 15 años en las fuerzas armadas está considerado como un crimen de guerra por la Corte Penal Internacional.

 

DNI tiene una larga historia con la defensa para la protección y los derechos de los niños implicados en conflictos armados o afectados por conflictos en general, conflictos internos, conflictos políticos, etc.).  Durante los pasados 20 años DNI ha defendido de manera activa la protección y los derechos de los niños en conflictos armados a los niveles regional e internacional. Algunas de las herramientas principales de DNI en el cumplimiento de esa labor incluyen el informe Graça Machel de 1996, el Estudio sobre la Violencia Contra los Niños en 2006, el trabajo de varios Representantes Especiales del Secretario General sobre Niños en Conflictos Armados, y más recientemente Metas de Desarrollo Sostenible en 2015. Las actividades de DNI han sido más visibles, por ejemplo, en Palestina, Columbia, República Centroafricana, Yemen, y en el trabajo en relación con el Grupo de Trabajo Child Rights Connect sobre Niños y Conflictos Armados. DNI es un miembro fundador de este Grupo de Trabajo y ha sido elegido co-organizador en 2017.

Niños en situaciones conflictivas deberían de poder tener total protección y cumplimiento de sus derechos humanos en cumplimiento de la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño y su Protocolo Facultativo (en particular el Protocolo Facultativo sobre niños en Conflictos Armados) y otros estándares internacionales relevantes. Estás herramientas están establecidas para asegurar que se les permite a los niños poder realizar su máximo potencial como miembros responsables de la sociedad y también como actores futuros del cambio y de la paz durante y después de conflictos en sus países respectivos.

DNI trabajó estrechamente con la antigua Representante Especial de Naciones Unidas del Secretario General (SRSG) sobre los Niños y los Conflictos Armados, Sra. Leila Zerrougui, en relación con el Estudio Global sobre Niños Privados de Libertad y su capítulo sobre los niños privados de libertad en situaciones de conflictos armados. Siguiendo el compromiso de la Sra. Virginia Gamba en la primavera de 2017, el Secretario Internacional de DNI siguió con esta colaboración.

Las secciones de DNI trabajan continuamente sobre la cuestión de los niños en conflictos armados y en situaciones posteriores a conflictos, cómo DNI-Columbia, DNI-Republica Centroafricana, DNI-Yemen, DNI-Somalia, DNI-Liberia y DNI-Sierra Leona.