La expresión “toda forma de perjuicio o abuso físico o mental” no deja espacio para ningún grado de violencia legalizada contra los niños. La frecuencia, la gravedad del daño y la intención de causar daño no son requisitos previos de las definiciones de violencia […] Los Estados partes deben establecer normas nacionales que garanticen el bienestar, la salud y el desarrollo del niño, ya que ello constituye el objetivo último de la atención y protección del niño. (art. 19.1 CNUDN, OG 13)

La violencia es una epidemia mundial y una desafortunada realidad cotidiana para millones de niños. Hay niños de todas las edades, todos los géneros, todos los contextos sociales y todas las nacionalidades que son golpeados, agredidos sexualmente, torturados e incluso asesinados. La violencia ocurre en sus hogares, familias, escuelas, instituciones, lugares de trabajo y comunidades.

Los autores son a menudo personas cercanas a los niños – sus padres, tutores, maestros, empleadores u oficiales de policía y de seguridad – las mismas personas que deberían protegerlos. La violencia contra los niños existe desde hace siglos, demasiado tiempo y es una afrenta a la moral universal y a la conciencia social. Esta tara del desarrollo de la humanidad debe corregirse. Fue solamente en 2006 que se publicó el primer estudio mundial sobre la violencia contra los niños (Informe Mundial de las Naciones Unidas sobre la Violencia contra los Niños y Niñas), el cual revela el alcance y la magnitud de las violaciones en el mundo.

Reconociendo la urgente necesidad de una acción inmediata para prevenir y responder a la violencia contra los niños en todas sus formas, según el estudio de 2006 de las Naciones Unidas, la Secretaría Internacional de Defensa de Niñas y Niños Internacional (DNI-SI) firmó el llamamiento internacional para acabar con la violencia contra los niños y nombrar un Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas sobre la Violencia contra los Niños. El llamamiento a la acción tuvo acogida recaudando 2123 firmas; así en 2009, la Asamblea General de las Naciones Unidas creó el cargo de Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas sobre la Violencia contra los Niños (EN) con un mandato de tres años.

Desde entonces, la DNI-SI contribuye regularmente al trabajo del Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas sobre la Violencia.

En sus esfuerzos por proporcionar un apoyo constante a nivel internacional para la aplicación efectiva de las recomendaciones formuladas en el estudio de la ONU de 2006, DNI participa como miembro del Consejo Internacional de ONG sobre la Violencia contra los Niños (InCo), el cual está compuesto de 18 miembros, a saber, 9 miembros internacionales y 9 representantes regionales. Los representantes internacionales proceden de ONG internacionales, muchas de las cuales apoyaron activamente la realización del estudio. Los representantes regionales provienen de las nueves regiones identificadas en el estudio, y son escogidos entre los miembros de las redes regionales. El InCo alienta y facilita la participación de las ONG a nivel nacional, regional e internacional en las actividades de abogacía y seguimiento con los gobiernos, los organismos de las Naciones Unidas y otras entidades; identifica las prioridades principales y desarrolla actividades y estrategias de seguimiento en colaboración con la Oficina del Representante Especial del Secretario General sobre la Violencia contra los Niños;  identifica y transmite información importante a la Oficina del Representante Especial del Secretario General y demás organismos de las Naciones Unidas pertinentes sobre lo que se registra en el terreno; utiliza y fortalece los canales y redes existentes para mantener informada a la comunidad de las ONG dedicadas a los derechos de los niños; presta asistencia a la Oficina del Representante Especial del Secretario General en el desarrollo de un mecanismo para fomentar la participación de los niños y los jóvenes en actividades de seguimiento; participa en la vigilancia de la implementación de las normas por parte de los Estados miembros; y desarrolla herramientas de abogacía para las ONG que trabajan a nivel nacional.

DNI también es miembro del Grupo de Trabajo sobre los niños y la violencia de Children Rights Connect y uno de los fundadores originales del mismo.

La violencia contra los niños sigue siendo un tema fundamental y transversal en las actividades que DNI realiza en todo el mundo y todas las acciones están dirigidas a prevenir y combatirla en todos los contextos, pero en particular en el ámbito de la justicia juvenil.

Para lograr resultados concretos en la eliminación de la violencia contra los niños, DNI está concentrando sus esfuerzos en:

  • Abogar y ejercer presión en el Consejo de Derechos Humanos y sus mecanismos, para eliminar toda forma de violencia contra los niños a nivel internacional a través de reuniones con los titulases de mandatos de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, declaraciones orales y escritas, presentación de informes alternativos durante el Examen Periódico Universal (EPU), etc.
  • Concienciar y abogar a nivel internacional para que los gobiernos tomen medidas para aplicar las recomendaciones incluidas en el Estudio de Naciones Unidas sobre Violencia contra Niños, y proporcionar capacitación a las secciones nacionales para permitirles desarrollar su trabajo de abogacía a nivel nacional y regional;
  • Alimentar una base de pruebas y concienciar sobre temas ocultos relacionados con la violencia contra los niños mediante la redacción de boletines e informes temáticos.

This post is also available in: FR