OPIC: desde brindar a los NNA la posibilidad de proteger sus derechos hasta garantizar su accesibilidad

Anna Carol Xandri

Anna Carol Xandri

Secretariado Internacional de Defensa de Niñas y Niños Internacional

Solamente han pasado seis años desde que se dotó a los niñas, niñas y adolescentes (NNA) de la facultad de presentar denuncias relativas a vulneraciones de sus derechos directamente ante el Comité de los Derechos del Niño (CDN).

La entrada en vigor del Protocolo facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a un procedimiento de comunicaciones (OPIC, por sus siglas en inglés) en 2014 fue un cambio de paradigma importante, también visto como un reconocimiento claro del derecho al acceso a la justicia de NNA¹. Sin embargo, la aplicación de este instrumento ha planteado numerosos desafíos para garantizar que todas los NNA puedan ejercer efectivamente este derecho a nivel internacional. Promover el acceso equitativo a la justicia -reconocido en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 16.3 es de suma importancia para garantizar que todas los NNA puedan acceder a remedios legales y exigir responsabilidades por las violaciones de sus derechos.

También reconoce que diferentes NNA se enfrentan a barreras particulares para acceder a estos mecanismos.

Por lo tanto, en la implementación de los requisitos que permiten hablar de un sistema de justicia accesible (empoderamiento legal de los NNA y disponibilidad de procedimientos de justicia amigables con la niñez), no solo se deben tener en cuenta las barreras a las que se enfrenta la niñez en general sino también reconocer que estas afectan a cada niña, niño y adolescente de manera distinta².La adopción del OPIC supuso sin duda un gran avance en la promoción del acceso a la justicia para los NNA a nivel internacional³; ya que contribuye al empoderamiento legal de los NNA (reconociéndoles la condición de sujetos titulares de derechos y dándoles la capacidad de ejercer sus derechos de forma autónoma) e incluye reglas de procedimiento amigables con la niñez y adaptadas a sus necesidades⁴.

Sin embargo, la implementación de este mecanismo ha planteado algunos retos de accesibilidad.

Primero, el reducido número de ratificaciones que ha obtenido el tercer Protocolo facultativo, así como muy localizada en ciertas regiones (el OPIC ha sido ratificado por 46 Estados desde 2014, en su mayoría de Europa y de América del Sur) implica que los NNA que sufran vulneraciones en un país no adherido a este instrumento no podrán obtener una reparación ante la ONU; segundo, el escaso uso de este mecanismo por parte de los NNA. En efecto, hasta junio de 2020, menos de 5 comunicaciones individuales fueron presentadas autónomamente por NNA y todas ellas fueron declaradas prima facie inadmisibles -y por lo tanto rechazadas⁵-.

A pesar de los desafíos que plantea este nuevo mecanismo, numerosas acciones han sido -y están siendo- llevadas a cabo por parte de la sociedad civil para mejorar su accesibilidad, así como fortalecer su aplicabilidad. Entre estas, encontramos iniciativas para difundir el Protocolo entre la niñez y promover su ratificación por parte de los Estados⁶ .

Además, el CDN está considerando actualmente la admisibilidad de una comunicación individual interpuesta en septiembre de 2019 por la activista climática Greta Thunberg junto con otros 15 NNA contra cinco grandes potencias emisoras (Argentina, Brasil, Francia, Alemania y Turquía).

El escrito de queja acusa a estos países de contribuir a la crisis climática al promover la expansión de los combustibles fósiles; por lo tanto, incumpliendo sus obligaciones en virtud de la Convención sobre los Derechos del Niño de proteger a la niñez de amenazas directas, inminentes y previsibles para su salud y bienestar⁷.

En caso de que esta comunicación siguiera adelante, no solo devendría un caso precedente al ser la primera queja presentada autónomamente por NNA que trasciende el análisis de admisibilidad, sino que sería sin lugar a duda una oportunidad para que cada vez más Estados, organizaciones de la sociedad civil y NNA lo conozcan y lo utilicen.

¹ Liefaard, T., “Acceso a la justicia para los niños: hacia una investigación específica y una agenda de implementación”, International Journal of Children’s Rights 2019 (27 (2)), 195-227. DOI: https://brill.com/view/journals/chil/27/2/article-p195_195.xml

² Id

³ Randel, B. (22 de abril de 2014). El 3er Protocolo Facultativo de la CDN: un paso adelante para mejorar el acceso de los niños a la justicia ”. Reforma Penal Internacional (PRI). https://www.penalreform.org/blog/3rd-optional-protocol-crc-step-improving-access-justice/#:~:text=PRI%20is%20very%20happy%20to,address%20violations%20of%20their%20rights

⁴ Murillo Herrera, V. (2020). Diálogo #3 de Saberes y Aprendizajes sobre derechos de participación de NNA: el 3er protocolo de la CDN y el acceso a una justicia amigable [Webinar]. UNICEF, DNI, PANI Costa Rica. https://www.facebook.com/watch/live/?v=939304749919374&ref=watch_permalink

⁵ Id

⁶ Child Rights Connect gestiona un minisitio (en inglés) con información relativa al Protocolo Facultativo y ha producido numerosos materiales de incidencia para promover su ratificación.

⁷ #ChildrenVsClimateCrisis (https://childrenvsclimatecrisis.org/)

This post is also available in: EN, FR

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn