Liberar a las Niñas y Niños Detenidos Requiere Esfuerzos Globales

Un Estudio Mundial de las Naciones Unidas revela que cada año se encierran al menos 1.5 millones de menores

 

Un nuevo estudio mundial sobre los niños, niñas y adolescentes (NNA) privados de libertad debería incitar a los países miembros de la Organización de Naciones Unidas (ONU) a tomar medidas para reducir drásticamente el número de niñas y niños detenidos y confinados, señaló hoy un grupo de 170 organizaciones no gubernamentales.

Manfred Nowak, experto independiente de las Naciones Unidas, presentará ante la Asamblea General de la ONU el Estudio Mundial de las Naciones Unidas sobre los NNA Privados de Libertad en Nueva York, el 8 de octubre de 2019. Este estudio revela que aproximadamente 1,5 millones de menores son privados de libertad cada año.

A menudo se detiene a las niñas y niños de manera ilegal, innecesaria y a un gran costo para su salud y futuro“, declaró Alex Kamarotos, director de Defensa de Niñas y Niños Internacional (DNI) y copresidente del Grupo de ONG para el Estudio Mundial sobre los NNA Privados de Libertad. “El Estudio Mundial debería incentivar a los países a adoptar nuevas políticas y prácticas para reducir de inmediato el número de niñas y niños que están encerrados“.

El estudio examinó la situación de los y las menores – entendido como cualquier persona inferior a los 18 años- detenidos en la administración de justicia, en centros de detención de inmigrantes, en orfanatos y otras instituciones, que viven en la cárcel con sus tutores y que están detenidos en el contexto de un conflicto armado y por motivos de seguridad nacional. El Estudio Mundial calcula que hay al menos 1,5 millones de niñas y niños privados de libertad; sin embargo, es muy probablemente que esta sea solo una subestimación, dada la falta de homogeneidad en la recopilación de datos y la presentación de informes.

 

A continuación, se presentan algunos de los principales hallazgos de este estudio:

  • Al menos 410.000 niñas y niños son recluidos cada año en cárceles y prisiones donde la violencia es “endémica”. Muchos son acusados de “delitos en razón de la condición” que no son delitos punibles para los adultos, como el absentismo escolar, la desobediencia y el consumo de alcohol entre menores de edad;
  • Aunque los expertos de las Naciones Unidas han llegado a la conclusión de que la detención de menores por motivos relacionados con la migración nunca favorecerá al interés superior del niño, al menos 330.000 NNA de 77 países son retenidos cada año en centros de detención de inmigrantes;
  • Si bien las autoridades judiciales han internado entre 430.000 y 680.000 NNA en instituciones que se ajustan a la definición legal de privación de libertad, el número total de menores en instituciones se eleva a entre 3,5 y 5,5 millones;
  • Los NNA con discapacidad están excesivamente representados en los centros de detención en el contexto de la administración de justicia y las instituciones;
  • El número de menores detenidos en el contexto de los conflictos armados y la seguridad nacional ha aumentado considerablemente, como consecuencia de la implementación de agresivas medidas antiterroristas que pueden conducir a la detención y el procesamiento de NNA por sus actividades en Internet, incluidas las que se generan en Facebook y Twitter.

 

El estudio constató que la privación de libertad agrava las condiciones de salud de las niñas y niños y puede provocar la aparición de otras nuevas, véase ansiedad, depresión, pensamientos suicidas y estrés postraumático. Los trastornos psiquiátricos de los NNA detenidos pueden multiplicarse hasta diez veces durante la detención, y la detención está correlacionada con la muerte prematura de las y los menores una vez son liberados.

La detención es fundamentalmente perjudicial para las niñas y niños, pese a que muchos países la utilicen como primer recurso para enfrentar circunstancias difíciles“, anunció Jo Becker, directora de Human Rights Watch para los programas de promoción y sensibilización de los derechos de la infancia y copresidenta del Grupo de ONG. “Los gobiernos deben invertir en alternativas que no sólo protejan los derechos de los NNA, sino que también produzcan mejores resultados para las niñas y niños, las familias y la sociedad en general“.

Nowak reveló que se han logrado algunos avances importantes, como la reducción en algunos países del número de niñas y niños en instituciones de atención o en el sistema de justicia penal. Al menos 21 gobiernos declararon que no detienen a menores por motivos relacionados con la migración. Algunos países han adoptado protocolos oficiales para evitar la detención de menores en el contexto de los conflictos armados. Los grupos no gubernamentales instaron a los países a examinar y adaptar las buenas prácticas documentadas en el estudio.

Nowak recomendó a los Estados a que apliquen “con el mayor rigor posible” la Convención sobre los Derechos del Niño, que exige que la privación de libertad se emplee sólo como último recurso y para casos excepcionales. Instó a los países a “hacer todos los esfuerzos posibles para reducir significativamente el número de niñas y niños recluidos en centros de detención, y prevenir la privación de libertad antes de que ocurra, lo que incluye abordar las causas profundas y las vías que conducen a la privación de libertad de una manera sistémica y holística“.

El estudio se inició mediante una resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptada en diciembre de 2014. Sus conclusiones se cimientan en 12 consultas regionales y temáticas, cuestionarios en los que se solicitaron datos de todos los Estados miembros de las Naciones Unidas, exámenes exhaustivos de la bibliografía sobre el tema e investigaciones adicionales realizadas por grupos de expertos. Además, el estudio consultó a 274 niños y jóvenes – 204 hombres y 70 mujeres – entre las edades de 10 a 24 años, así como sus puntos de vista y perspectivas.

El Grupo de ONG para el Estudio Mundial sobre los NNA Privados de Libertad se creó en 2013 y está integrado por 170 organizaciones no gubernamentales locales, nacionales e internacionales que operan en todo el mundo. El Grupo participó en la elaboración del estudio y continuará coordinando los esfuerzos de las organizaciones no gubernamentales para hacer cumplir las recomendaciones de este estudio.

Los miembros del Grupo de ONG instaron a los gobiernos a llevar a cabo las recomendaciones del Estudio Mundial. Entre ellas figuran la recopilación de datos precisos y metódicos sobre los NNA privados de libertad y la creación de planes de acción nacionales destinados a reducir en general el número de menores detenidos y/o a eliminar su detención. Los miembros del Grupo de ONG también instaron a la Asamblea General a que designara oficialmente a una entidad de las Naciones Unidas para que dirija las tareas de seguimiento.

Para acceder al estudio completo, visite: https://undocs.org/en/A/74/136

La presentación del estudio por parte del experto independiente ante la Tercera Comisión de la Asamblea General se transmitirá en directo el 8 de octubre aquí: http://webtv.un.org/

Una mesa redonda en la que participarán el experto independiente de las Naciones Unidas y otros expertos tendrá lugar a las 18.15 horas (EDT) del 8 de octubre en la sede de UNICEF de Nueva York.

Para más información:

Alex Kamarotos
Defensa de Niñas y Niños Internacional (inglés, francés, español, italiano, griego)
+33607028641 (móvil o whatsapp)
alex.kamarotos@defenceforchildren.org
Twitter: @DCIdirector

Jo Becker
Human Rights Watch (inglés)
+1 914 263 9643 (móvil) o + 1 212 216 1236
beckerj@hrw.org
Twitter: @jobeckerhrw

Benoit Van Keirsbilck
Defensa de Niñas y Niños Internacional (inglés, francés, holandés/flamenco)
+32497420777 (móvil o whatsapp)
bvankeirsbilck@defensedesenfants.be
Twitter: @BVanKeirsbilck