Estudio Mundial de la ONU sobre las Niñas y Niños Privados de Libertad

¿Por qué es importante?

Los niños no deben estar entre rejas

La justicia para las niñas, niños y adolescentes (NNA) es una cuestión que no sólo afecta a los menores en conflicto con la ley, sino también a los que son víctimas de la pobreza, el abuso y la explotación. Independientemente del motivo, encerrar a un niño en prisión no es nunca en beneficio de su interés superior. Y, por tanto, debe emplearse como medida de último recurso y por el período de tiempo más breve posible, tal como establece el artículo 37 de la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN). Mejorar las condiciones de las niñas y niños privados de libertad a través de nuestro Estudio Mundial es una de las estrategias más importantes para reforzar el sistema de protección de la infancia, además de ser un requisito previo para alcanzar los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS), en particular, del objetivo ODS 16.

Son invisibles

Nadie conoce exactamente cuántas niñas y niños están encarcelados, detenidos o privados de su libertad a nivel mundial. Según Jan Eliasson, Vicesecretario General de las Naciones Unidas, «estos niños caen en un vacío estadístico, con cifras que van desde las decenas de miles hasta los millones«. Sin datos disponibles, ¿cómo pueden los Estados definir con precisión el alcance del problema?

«Las pruebas demuestran que la privación de libertad es particularmente perjudicial para los niños. Pone en peligro su desarrollo, los expone a un mayor riesgo de abuso, violencia y discriminación social, y obstaculiza su educación»

Grupo de ONG para el Estudio Mundial sobre los NNA Privados de Libertad

Estudio Mundial: Cuenta a los NNA para que cuenten

Defensa de Niñas y Niños Internacional (DNI) lanzó la idea de llevar a cabo un Estudio Mundial a principios de otoño de 2013, a fin de que las niñas y niños que se encuentran entre rejas sean finalmente reconocidos y contabilizados en el sistema.

El Estudio, dirigido por Naciones Unidas, examina mediante la recopilación exhaustiva de datos y estadísticas la magnitud del fenómeno. Además, identifica buenas prácticas y formula recomendaciones en materia legislativa, política, y para el ejercicio práctico.

«La recopilación de datos es un medio para mejorar la situación de las niñas y niños. El Estudio Mundial cierra las brechas en la recopilación de datos y genera el impulso necesario para renovar el compromiso de defender los derechos humanos de todas las niñas y niños que se encuentran detenidos», definió Benoit van Keirsbilck, director de DNI-Bélgica.

DNI junto con Human Rights Watch convocaron el Grupo de ONG, integrado por 175 miembros, para coordinar esfuerzos de promoción e incidencia en el lanzamiento, finalización y seguimiento del Estudio Mundial.

Tras una ardua labor de promoción en 2014 dirigida por DNI junto con un grupo limitado de ONG, el 18 de diciembre de 2014, la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), en su resolución 69/157, solicitó oficialmente la puesta en marcha del Estudio Mundial. En octubre de 2016, el Prof. Manfred Nowak (Austria) fue designado como Experto Independiente para dirigir el Estudio.

A lo largo de 2018 y 2019, los grupos de investigación recopilaron datos y buenas prácticas mediante cuestionarios enviados a todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas. El Panel de ONG, integrado actualmente por más de 175 ONG, a través de una activa incidencia política a nivel nacional, regional e internacional, logró crear debates y colocar la privación de libertad en el centro de la agenda política internacional.

El informe del Estudio Mundial se presentó a la Tercera Comisión de la Asamblea General en Nueva York el 8 de octubre de 2019, mientras que el estudio completo se presentó el 19 de noviembre en Ginebra durante las celebraciones del 30º aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño. Después de los lanzamientos oficiales en Nueva York y Ginebra, los lanzamientos regionales y nacionales tendrán lugar a lo largo de 2020.

 

«Sin Defensa de Niñas y Niños Internacional no existiría el Estudio Mundial sobre las Niñas, Niños y Adolescentes Privados de Libertad».

 

© DCI – IS/ Launch of the full UN Global Study on Children Deprived of Liberty in Geneva

El Estudio Mundial incluye capítulos sobre la administración de justicia, los niños que viven en lugares de detención con sus padres, los niños privados de libertad por motivos relacionados con la migración, los niños privados de libertad en instituciones, los niños privados de libertad relacionados con conflictos armados y los niños privados de libertad relacionados con la seguridad nacional. Revela que, de acuerdo con la definición estricta de jure, al menos 1,5 millones de niños por año están privados de libertad, mientras que debería haber más de 7 millones de niños por año privados de libertad de facto.

© DCI – IS/ Launch of the full UN Global Study on Children Deprived of Liberty in Geneva

Próximos pasos

Una vez completado el estudio, se espera que los Estados apliquen las buenas prácticas identificadas y garanticen el seguimiento de las recomendaciones. Como el Prof. Manfred Nowak advirtió: «Sin un seguimiento de las recomendaciones, todo el trabajo realizado se perderá«.

Defensa de Niñas y Niños Internacional y el Grupo de ONG continuarán con su compromiso de diseminar las importantes recomendaciones del Estudio Mundial, así como de identificar y desarrollar, junto con los organismos pertinentes de Naciones Unidas, el seguimiento más apropiado.

Si se nos concede el apoyo necesario, tenemos grandes esperanzas de que el Estudio Mundial sea el primer paso que impulse un cambio real y positivo en la vida de millones de niñas y niños que están entre rejas.