DNI Sierra Leona insta al Gobierno a prohibir: “todos los castigos corporales de las niñas y niños”

(C) Annie Spratt/ School in Sierra Leone

Defensa de Niñas y Niños Internacional Sierra Leona (DNI-SL) insta al gobierno de Sierra Leona a tomar medidas inmediatas para erradicar todas las formas de castigo corporal de las niñas y niños y a construir un país libre de miedo y de violencia para todos y cada uno de las niñas y niños del país.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible presenta una visión ambiciosa: construir un mundo libre de miedo y violencia para todas las niñas y niños por igual. El año 2019 representa en este área un hito: marca el 30º aniversario de la adopción de la Convención sobre los Derechos del Niño, el 40º de la creación de Defensa de Niñas y Niños Internacional, 10 años después del nombramiento del primer Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas sobre la Violencia contra los Niños (RESG VAC), y este año estamos siendo testigos de la primera revisión exhaustiva por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas de los progresos realizados para alcanzar los objetivos estratégicos de la Agenda 2030.

Este proceso de revisión es de suma importancia para Sierra Leona, donde el castigo corporal sigue siendo legal en las escuelas, los hogares, los centros de cuidados alternativos y en las guarderías. Según el programa de la Encuesta de Indicadores Múltiples por Conglomerados de UNICEF (MICS4), el 81,7% de las niñas y niños de 2 a 14 años de edad experimentaron una violenta “disciplina” (castigo físico y/o agresión psicológica) en sus hogares durante el mes anterior a la encuesta.  El 65% sufrió castigos físicos, el 18,8% sufrió castigos físicos severos (ser golpeado o abofeteado en la cara, cabeza u oídos, o ser golpeado repetidamente con un instrumento) y el 74,4% sufrió agresiones psicológicas (ser gritado, amedrentado o insultado). Cada cinco minutos, en algún lugar de nuestro planeta, la violencia se cobra la vida de otro menor y, en todo el mundo, al menos 1.000 millones de niñas y niños -la mitad de los menores del mundo- sufren violencia cada año.

Además, la violencia que sufren las niñas y niños es acumulativa e interrelacionada, y a menudo abarca su vida familiar, la escuela, la comunidad y el mundo en línea, y las niñas y niños rara vez se ven afectados por una sola forma de violencia aislada. Los estudios demuestran que los menores expuestos a la violencia a una edad temprana tienen más probabilidades de ser víctimas de la violencia en las etapas posteriores de su vida y de convertirse en perpetradores, utilizando la violencia contra sus parejas e hijos, así como de tener más probabilidades de participar en conductas delictivas. A medida que las niñas y niños crecen, el impacto acumulativo de la violencia proyecta una sombra sobre cada parte de sus vidas, y a menudo se transmite a sus propios hijos, un legado sombrío que puede persistir durante generaciones.

A pesar de los acontecimientos positivos de los últimos años, DNI – Sierra Leona hace un llamamiento al Gobierno de Sierra Leona para que promulgue una legislación clara que combata la discriminación contra las mujeres y prohíba el castigo corporal de las niñas y niños en todas las circunstancias, incluso en el hogar; deben adoptarse las medidas necesarias que permitan llevar a cabo campañas de sensibilización pública sobre sus efectos nocivos. Y deben promoverse formas positivas de disciplina no violenta como alternativa a los castigos corporales en los hogares, las comunidades y las escuelas.

DNI – Sierra Leona también insta al Gobierno a que diseñe y amplíe rápidamente un enfoque integral e intersectorial para fortalecer todos los sistemas, y crear una red de seguridad preventiva y protectora para todas las niñas y niños, con intervenciones específicas que permitan identificar y apoyar a los menores en mayor riesgo, así como para supervisar los progresos y subsecuentes efectos. Por último, DNI-SL recuerda al Gobierno de Sierra Leona que levante inmediatamente la prohibición de que las niñas embarazadas asistan a la escuela y promueva un entorno de aprendizaje seguro para que las niñas continúen su educación a fin de que puedan desarrollarse plenamente en sus comunidades.

Encuentre el Comunicado de Prensa aquí en PDF