Un activista de base en el Comité de Derechos del Niño

ENTREVISTA CON BENOIT VAN KEIRSBILCK

Benoit Van Keirsbilck, director de DNI-Bélgica y ex presidente del Movimiento DNI, ha sido elegido miembro del Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas (CDN) en noviembre de 2020. Él es el primer belga elegido para este Comité. El Sr. Van Keirsbilck tiene una carrera de 35 años dedicada a la promoción y protección de los derechos del niño a nivel nacional, europeo e internacional. Ha sido una fuerza líder en campañas para liberar a los niños privados de libertad y promover el acceso a la justicia para los niños, niñas y adolescentes. Fue miembro del Grupo de Expertos a cargo de la redacción de las Directrices del Consejo de Europa sobre una justicia adaptada a la infancia.
En esta entrevista, Gemma Cavaliere, Oficial de Comunicaciones del Secretariado Internacional, pregunta al Sr. Van Keirsbilck sobre los desafíos actuales y las perspectivas futuras como miembro recién elegido del CDE.

En su opinión, ¿cuáles son los problemas más urgentes para los derechos de la infancia en 2021?

No creo que sea muy original sobre este tema. Ya sabemos que la COVID-19 afectará los derechos de la infancia en 2021 y en los años venideros, sin embargo, es importante resaltar el hecho de que los derechos de la niñez no siempre han sido considerados como una prioridad durante la pandemia de COVID-19.

En los aislamientos nacionales, por ejemplo, el derecho a la educación se sacrificó fácilmente en muchos países, con el cierre de escuelas y centros de esparcimiento para niños, niñas y jóvenes. Especialmente para aquellos que ya estaban en condiciones extremas, criados en familias pobres y, a menudo, en áreas superpobladas, las restricciones de movimiento aumentaron la exposición no solo al virus, sino también a la violencia, especialmente la violencia doméstica.

Esto traerá consecuencias en el futuro de los niños, niñas y adolescentes, en su capacidad para continuar sus estudios, ya que muchos de ellos pueden no reanudar la escuela en el corto plazo.

Además, tengo la sensación de que estamos perdiendo algunos avances en la Agenda 2030; temo que habrá retrasos sustanciales en el logro de algunos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), algunos de los Objetivos, como la eliminación de la pobreza (ODS 1) o la educación de calidad para todos (ODS 4), difícilmente se alcanzarán a tiempo.

 


A pesar de todo, hay señales de esperanza en algunos temas relacionados con los derechos de la niñez, como la participación de la infancia y la juventud en la lucha contra el cambio climático. 
Muchos niños, niñas y adolescentes han liderado las manifestaciones nacionales y las campañas en línea para convencer a los políticos de que inviertan realmente en el futuro del planeta.


Aunque muchas veces estas recomendaciones caen en saco roto, creo que la sociedad se está moviendo, poco a poco, y que hay que apoyar a los NNA en esta lucha. De hecho, veo que algunos de ellos están realmente dispuestos a moldear el mundo después de la pandemia.


Necesitamos garantizar un entorno propicio para que los niños, niñas y adolescentes hablen, participen y confíen en su madurez en los debates públicos; porque es asombroso verlos hablar y participar en la sociedad.

Recientemente asumió el cargo como miembro electo del Comité de Derechos del Niño, ¿cuáles considera que son las prioridades actuales? ¿Qué cree que estará en la agenda del CDN en los próximos años?  

Me gustaría recordar que DNI fue codirector del panel de ONG para la redacción de la Convención sobre los Derechos del Niño, lo que aportó un claro valor agregado a este tratado internacional. Pocos miembros del Comité de los Derechos del Niño provienen de la sociedad civil, yo soy uno de ellos, aporto la experiencia y el conocimiento concreto de la situación de la infancia en el terreno.

Un tema importante que espero abordar durante mi mandato es el rezago de informes de los Estados Partes: sabemos que hay más de 60 países que esperan ser revisados.
Y, como he reiterado en muchas intervenciones, los niños, niñas y adolescentes de esos países merecen que sus derechos sean monitoreados. Es un deber de la comunidad internacional garantizar que se lleve a cabo la revisión.

Los Estados que han ratificado la Convención y / o sus Protocolos Facultativos deben evaluar los avances y las deficiencias en su implementación a su debido tiempo, sin dejar que los Estados y los NNA esperen demasiado. Esta es sin duda una de las prioridades más importantes.

Otro tema importante es la acumulación de comunicaciones individuales. La cantidad de comunicaciones individuales está aumentando, lo cual es bueno, muestra que este mecanismo parece ser más conocido y accesible, y la gente empieza a utilizarlo. Pero, una vez más, un menor no debe esperar años para recibir una decisión sobre su queja o reclamación. Para mí, la justicia adaptada a la infancia implica proporcionar decisiones en un período razonable.


Finalmente, todavía hay, en mi opinión, un problema global: muchos Estados, a pesar de haber ratificado la convención, dejan las recomendaciones del Comité en un estante, muy pocos las implementan de una ronda de revisión a otra, y eso para mí es un motivo de gran preocupación. Es primordial conceder todo el peso y un seguimiento serio a las recomendaciones del CDN.Para garantizar un seguimiento adecuado, el Comité debe mejorar la forma en que se redactan las recomendaciones y asegurarse de que sean realistas y factibles en el tiempo asignado para la implementación. 

Yo diría que la viabilidad o la posibilidad real de implementar la recomendación es fundamental, así como la coordinación entre los diferentes Comités que monitorean la implementación de los derechos de la niñez.En conclusión, debemos priorizar las tendencias y los problemas más preocupantes, y tratar de obtener realmente algunos cambios, pero cruciales, en la sociedad.

En el pasado, también formó parte del Grupo de expertos a cargo de la redacción de las Directrices del Consejo de Europa sobre una justicia adaptada a los niños, niñas y adolescentes. ¿Cuáles son los principales obstáculos para una justicia adaptada a la infancia en Europa?  

Esa experiencia fue, probablemente, una de las más interesantes que tuve a nivel internacional. 
Reunir a personas de diferentes países y orígenes y tratar de desarrollar una herramienta que sea útil en diferentes sistemas judiciales me ha enriquecido enormemente.

 

Las directrices sobre justicia adaptada a la infancia son una herramienta práctica más que un nuevo instrumento jurídico, ayudan a los profesionales y practicantes del derecho de diferentes países europeos a garantizar que el sistema judicial se adapte a la infancia.

Además, la importancia de estas directrices fue reconocida por muchas instituciones europeas y la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos contiene referencias a estas directrices. Otras instituciones se remiten a sus lineamientos para establecer sus estándares para el sistema de justicia y adaptarlos a las necesidades específicas de la niñez.

 

 

Sin embargo, hay mucho por hacer en algunas áreas, como los procedimientos de protección internacional para los solicitantes de asilo (por ejemplo, la solicitud de asilo en Europa no es adecuada para los niños, niñas y adolescentes). Otro campo de preocupación es de lo los NNA en conflicto con la ley, por ejemplo, la forma en que la policía registra las audiencias de los menores; el número de niños, niñas y adolescentes privados de libertad, etc.

En DNI organizamos cursos de formación sobre justicia adaptada a la infancia para abogados europeos y para otros profesionales en contacto con niños, niñas y adolescentes

Por último, las directrices se han utilizado en formaciones profesionales y se han promovido en muchos proyectos europeos, por ejemplo, en DNI organizamos cursos de formación sobre justicia adaptada a la infancia para abogados europeos y para otros profesionales en contacto con niños, niñas y adolescentes.

Como sabe, los órganos de tratados de las Naciones Unidas se enfrentan actualmente a importantes limitaciones financieras. ¿Por qué el apoyo gubernamental se está alejando de estos importantes mecanismos de derechos humanos en un momento de necesidad crítica?   

Probablemente algunos estados han utilizado la pandemia de COVID-19 como excusa para no cumplir con los montos acordados, pero, para ser justos, las limitaciones financieras comenzaron mucho antes de la pandemia. Vemos que los Estados son cada vez más reacios a dedicar fondos a la ONU en general y, especialmente, a la promoción de los derechos humanos. Podemos identificar dos razones principales para ello. La primera es que los derechos humanos no se ven como una prioridad en las políticas públicas: los Estados prefieren aportar fondos a una organización de apoyo a los sistemas de salud o de lucha contra el hambre infantil en lugar de promover los derechos de la niñez en su conjunto.

Tanto para los países como para los donantes, es más gratificante financiar iniciativas de ayuda humanitaria, aunque rara vez conducen a un cambio sistémico.

Por el contrario, creo que las organizaciones de derechos humanos pueden brindar soluciones a largo plazo y, lo que es más importante, cambiar la vida de los niños, niñas y adolescentes de manera efectiva. Promover un proyecto que se ocupe de los derechos humanos de los NNA en prisión, por ejemplo, puede tener un efecto más importante y duradero.

 

La segunda razón es que un número cada vez mayor de Estados siente que sus políticas están bajo la observación del sistema de las Naciones Unidas y de la comunidad internacional. Por lo tanto, el debilitamiento del sistema permite que algunos Estados estén expuestos a menos críticas por parte de actores externos e instituciones internacionales.

Como miembro del Comité Asesor del Estudio Global de las Naciones Unidas sobre Niños Privados de Libertad, estuvo entre los primeros en creer en la redacción y realización del Estudio. ¿Cómo contribuyeron las ONG y la sociedad civil a este importante estudio sobre los derechos de la infancia? 

Bueno, estoy muy orgulloso de que 170 ONG se unieron (¡y DCI fue codirector!) para apoyar el panel de ONG para el Estudio global de las Naciones Unidas sobre Niños Privados de la Libertad.

Las ONG desempeñaron un papel importante al garantizar que el estudio se promoviera y debatiera a nivel nacional e intentaron involucrar a las organizaciones nacionales y organizar reuniones con los niños, niñas y adolescentes.


El estudio despegó gracias al compromiso de las organizaciones de la sociedad civil. Entonces, sí, yo diría que la sociedad civil jugó un papel crucial en la realización del estudio, y ahora debemos seguir impulsándolo a nivel internacional y nacional, y monitorear sus mejoras.

Sin una sociedad civil fuerte en cada país, muy pocas cosas cambiarán

El estudio despegó gracias al compromiso de las organizaciones de la sociedad civil. Entonces, sí, yo diría que la sociedad civil jugó un papel crucial en la realización del estudio, y ahora debemos seguir impulsándolo a nivel internacional y nacional, y monitorear sus mejoras.

De hecho, las organizaciones de la sociedad civil están desempeñando un papel crucial en el seguimiento del Estudio, tratando de mantener unidas a las personas y diferentes partes interesadas: académicos, agencias de la ONU, representantes de los Estados, expertos internacionales, etc., ¡de preservar el entusiasmo!Necesitamos tener metas e indicadores, necesitamos tener un sistema de recolección de datos para contar cuántos NNA están privados de libertad, por qué razones y qué se puede hacer para cambiar su situación. Al Estado le interesa tener menos niños, niñas y adolescentes privados de la libertad e invertir en medidas no privativas de la libertad.


La clave es invertir más en prevención, educación, apoyo familiar y menos en instituciones, y reintegración.Sin embargo, sin una sociedad civil fuerte en cada país, muy pocas cosas cambiarán. No podemos depender únicamente de los gobiernos, que tendrán muchas otras prioridades de las que ocuparse, para garantizar que se apliquen las recomendaciones de este estudio.

This post is also available in: EN, FR

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn