Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Fortalecimiento de la Responsabilidad Internacional en relación a la Violencia contra los Niños, Niñas y Adolescentes en los Conflictos Armados – Evento paralelo al Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Fortalecimiento de la Responsabilidad Internacional en relación a la Violencia contra los Niños, Niñas y Adolescentes en los Conflictos Armados - Acto paralelo al Consejo de Derechos Humanos de la ONU

4 de abril de 2024, Ginebra, Suiza

El 15 de marzo de 2024, Defensa de Niñas, Niños y Adolescentes Internacional (DNI) celebró un acto paralelo a la sesión 55º del Consejo de Derechos Humanos de la ONU titulado «Fortalecimiento de la Responsabilidad Internacional en relación a la Violencia contra las Niñas, Niños y Adolescentes en los Conflictos Armados». DNI convocó a un grupo de distinguidos ponentes, cada uno de los cuales aportó valiosas ideas. El objetivo de este acto era defender los derechos de las niñas, niños y adolescentes (NNA) afectados por los conflictos, subrayando la urgente necesidad de un compromiso mundial para proteger su bienestar y garantizar la rendición de cuentas de los autores de graves vulneraciones.

El acto, moderado por Alex Kamarotos, Director Ejecutivo de DNI, contó con la participación de seis eminentes oradores: S.E. el Embajador Marc Pecsteen de Buytswerve (Bélgica), en representación del Grupo de Amigos para la Cuestión de los Niños y los Conflictos Armados[1], la Profesora Virginia Gamba, Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para la Cuestión de los Niños en los Conflictos Armados, la Dra. Najat Maalla M’jid, Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas sobre la Violencia contra los Niños, la Sra. Aurélie Lamazière, Directora de Programas de Save the Children, la Profesora. Ann Skelton, Presidenta del Comité de la ONU sobre los Derechos del Niño, y Khaled Quzmar, Presidente del Movimiento DNI y Director General de DNI-Palestina.

A través de sus conocimientos colectivos y su experiencia en defensa de derechos, los oradores subrayaron la gravedad de la situación y pidieron acciones inmediatas para hacer frente a la difícil situación de NNA atrapados en zonas de conflicto. Más de 440 millones de NNA viven en situaciones de conflicto, y sólo en 2022 la ONU verificó más de 27.100 vulneraciones graves contra ellos. Las nuevas y cambiantes dinámicas de los conflictos demuestran la vulnerabilidad de NNA en la guerra, a pesar de los instrumentos jurídicos, los mandatos y los mecanismos de rendición de cuentas existentes. Los debates giraron en torno a la persistente falta de rendición de cuentas por los delitos cometidos contra NNA, que sigue socavando los procesos de paz en todo el mundo.

El Embajador Marc Pecsteen de Buytswerve destacó los retos que plantea la rendición de cuentas de los autores de delitos, las dificultades para informar, reunir pruebas y acceder a la justicia, lo que se ve agravado por las complejidades políticas y la escasez de recursos. Sin embargo, subrayó la necesidad de renovar los compromisos colectivos para dar prioridad a la rendición de cuentas y la justicia para NNA.

Como subraya la profesora Virginia Gamba, la ausencia de consecuencias por tales atrocidades perpetúa los ciclos de violencia y obstaculiza las perspectivas de una paz sostenible. La rendición de cuentas se refiere tanto a la reparación como a la prevención de tales vulneraciones. Reforzar el estado de derecho, alertar a las comunidades e investigar, procesar y reparar eficazmente los delitos y vulneraciones cometidos contra NNA, contribuirá a disuadir a los posibles perpetradores y a garantizar que las NNA estén a salvo de futuras vulneraciones. La profesora instó a los Estados miembros a agilizar la aplicación y la transposición de la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) como herramienta de prevención y rendición de cuentas para proteger a las NNA, así como a tipificar seis vulneraciones graves como delitos.

Las NNA atrapados en medio de conflictos armados se enfrentan a dificultades inimaginables, convirtiéndose a menudo en víctimas de graves vulneraciones de sus derechos. La comunidad internacional reconoce seis vulneraciones especialmente atroces contra NNA en los conflictos armados, enumeradas por el Consejo de Seguridad en sus resoluciones: el reclutamiento y la utilización de NNA; el asesinato y la mutilación de NNA; la violación y otras formas de violencia sexual contra NNA; el secuestro de NNA; los ataques contra escuelas y hospitales; y la denegación de ayuda humanitaria a las NNA. A pesar de los esfuerzos internacionales por poner fin y prevenir estas vulneraciones, éstas persisten en diversas zonas de conflicto, lo que exige un compromiso renovado con la rendición de cuentas y la justicia.

La Dra. Najat Maalla M’jid subrayó la necesidad de mecanismos de denuncia adaptados a las NNA y de acceso a la justicia para aquellos afectados por los conflictos. Reiteró que la rendición de cuentas no es sólo un imperativo legal, sino una obligación moral, esencial para la curación y rehabilitación de las NNA afectados.

La profesora Ann Skelton llamó la atención sobre el amplio mandato de la CDN, que abarca tanto el derecho internacional humanitario (DIH) como las normas de derechos humanos, ampliando así los límites de la rendición de cuentas. Afirmó la importancia de aprovechar los mecanismos de rendición de cuentas existentes para responsabilizar a los Estados de las vulneraciones y garantizar la protección de las NNA en las zonas de conflicto.

Aurélie Lamazière recalcó los retos a los que se enfrenta la documentación de las vulneraciones contra las NNA, subrayando la necesidad de enfoques centrados en las NNA y de una mayor experiencia en la recopilación de pruebas. Destacó los esfuerzos en curso de organizaciones como Save the Children para integrar el enfoque de derechos de NNA en los mecanismos de rendición de cuentas y abogó por un mayor apoyo político para traducir las recomendaciones en acciones.

Khaled Quzmar llamó la atención sobre el devastador impacto de los conflictos en los derechos de las NNA, especialmente en regiones como Gaza, donde las autoridades israelíes han bloqueado deliberadamente y restringido gravemente el flujo de ayuda humanitaria a los palestinos de la Franja de Gaza. Los palestinos no reciben alimentos, agua potable ni medicinas suficientes, y ahora hay NNA que mueren de hambre. Hizo hincapié en la responsabilidad de la comunidad internacional de garantizar la rendición de cuentas y poner fin a la impunidad de las violaciones contra NNA en los conflictos armados. Destacó que la falta de voluntad política está obstaculizando la rendición de cuentas por las vulneraciones de los derechos de las NNA.

En conclusión, el acto paralelo sirvió para llamar a la acción, instando a los gobiernos, las organizaciones internacionales y la sociedad civil a dar prioridad a la protección y los derechos de las NN en las zonas de conflicto. En él se expuso el imperativo de reforzar los mecanismos internacionales de rendición de cuentas, garantizar el acceso de las víctimas a la justicia y exigir responsabilidades a los autores de los delitos.

[1] Grupo de Amigos para la CNCA : Alemania, Armenia, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Chile, Croacia, Eslovenia, Estonia, Francia, Guatemala, Hungría, Italia, Jordania, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Marruecos, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Suecia, Suiza, Uruguay.

This post is also available in: EN, FR