Sport Integrity

Conferencia sobre el deporte y los derechos humanos


Sport IntegrityLas Misiones Permanentes de Italia y Qatar, en colaboración con el Centro Internacional para la Seguridad en el Deporte (ICSS por sus siglas en inglés) y la Liga Italiana de Fútbol Profesional (Lega Pro), organizaron una conferencia sobre el deporte y los derechos humanos denominada Integridad deportiva: un derecho para la juventud. El objetivo de este evento, que tuvo lugar el 6 de noviembre de 2013 en el Palacio de las Naciones en Ginebra, era crear conciencia sobre todo aquello que pueda amenazar la integridad deportiva, como la manipulación de resultados o el abuso infantil. El evento se celebró también con la idea de presentar iniciativas para la defensa de los valores deportivos y la implicación de los jóvenes así como fomentar la adopción de conductas más adecuadas y los mejores estándares de protección del menor en el deporte.

Durante la conferencia tuvo lugar la mesa redonda El Deporte y los niños: desarrollo y protección, en la que participó una larga lista de portavoces de varias organizaciones y ONGs, tales como PMA, UNICEF, Right to Play, Child Protection in Sport Unit, el Centro Internacional para Niños Desaparecidos y Explotados (ICMEC por sus siglas en inglés), Football Culture Solidarity (CFS), la Plataforma Internacional sobre el Deporte y el Desarrollo y Save the Dream.

La mesa redonda se abrió con una pregunta sobre el rol del deporte a la hora de abordar el primer Objetivo de Desarrollo del Milenio. Como respuesta se mencionó, por ejemplo, el Programa de Alimentación Escolar, iniciado por PMA, UNICEF y UNESCO, que a través de las escuelas proporciona alimentos a 24 millones de niños en todo el mundo, así como incentivos para que las familias sin recursos puedan mandar a los niños a la escuela, donde reciben alimento. Al mismo tiempo, el Programa ayuda a descubrir el talento deportivo de los niños con el fin de que puedan tener la oportunidad de asistir a la escuela y desarrollarse atléticamente. Los miembros de la mesa redonda afirmaron que el deporte no es solo un catalizador contra el hambre, sino que también trae paz a las zonas conflictivas y ayuda a los niños refugiados a sobrellevar las dificultades que puedan encontrar. El fortalecimiento de la sinergia entre el deporte y la lucha contra el hambre es también importante para el bienestar general del niño, ya que el deporte resulta de gran ayuda en la difusión de mensajes éticos.

Respecto a la protección del niño en el deporte, se destacó que varias organizaciones utilizan el deporte como una herramienta de prevención de la violencia y protección del niño frente a la explotación laboral y sexual. Los participantes de la mesa redonda expresaron la necesidad de crear conciencia sobre el problema del aumento de la violencia en algunos deportes. Por ejemplo, los niños se ven a menudo obligados a seguir un entrenamiento altamente riguroso en condiciones inapropiadas para su edad. Los retos actuales abarcan las malas conductas, el bullying, las vejaciones, el tráfico de menores y la explotación infantil durante los Mundiales de Fútbol, los Juegos Olímpicos u otros eventos deportivos importantes que puedan interferir en los derechos básicos de los niños.

Aunque no existen datos empíricos que demuestren la existencia de violencia infantil en el deporte, los sistemas de protección infantil dentro de las federaciones deportivas y los clubes merecen ser investigados y los requisitos para el entrenamiento dentro de los organismos administrativos deben ser revisados y modificados. Todos los que trabajan para la prevención del abuso infantil, sea en la forma que sea, han de cooperar antes de que tengan lugar los eventos deportivos. Es especialmente importante la colaboración de los adolescentes involucrados directamente en sucesos ocurridos en este tipo de eventos, cuya aportación es crucial a la hora de determinar los mejores estándares desde el punto de vista de la protección infantil dentro del mundo del entrenamiento deportivo.

Durante la Conferencia, se firmó un importante acuerdo entre UNICEF Brasil y el Centro Internacional para la Seguridad del Deporte (ICSS). El acuerdo tiene como objetivo colaborar en la protección del niño en el momento de la Copa del Mundo y los Juegos Olímpicos en Brasil.

Todos los individuos tienen la responsabilidad de tomar medidas contra los abusos que puedan tener lugar a su alrededor y prevenir la injusticia. Puesto que los menores tienen derecho a practicar deporte y jugar de forma segura, la responsabilidad de proteger a los niños y adolescentes que están bajo la supervisión de un adulto existe antes incluso de que se produzca cualquier falta de respeto.